16.8.09

Diez años y nada de nada...

LA_REALIDAD.COM - DESDE ALGUN LUGAR DE LA REALIDAD INFORMANDO AL NUEVO PAIS


Después de diez años en la impunindad, el crimen de Jaime Garzón sigue allí mismo en la impunidad.La única condena que se ha dado para éste caso, ha sido la dada al ex jefe paramilitar Carlos Castaño. Sin embargo muy extrañamente y en condiciones que aún faltan por esclarecerse - como todo lo que implica procesos de verdad y justicia en este país -, el hombre fué asesinado. Como quién dice: le cerraron la boca.

En la actualidad cursan varias investigaciones y archivos judiciales frente a presuntas implicaciones de otros líderes paramilitares - como don Berna y H.H. -, además de presunta complicidad y participación de militares, así como de José Miguel Narvaez ex-director del DAS quién además se encuentra detenido debido a las acusaciones en su haber por el caso de las 'chuzadas', y quién se dice según declaraciones de uno de los paramilitares inicialmente sindicados del homicidio; fue quien diera la orden a Castaño de su homicidio. Y cuando el río suena, no es que exactamente los peces estén hablando, sino más bien que hay corrientes subterráneas que buscan salir a la superficie...

Ahora bien. En un país como el nuestro, acostumbrado a olvidar con facilidad, la conmemoración de los diez años de este magnicidio pasó como se espera a que pase el fenómeno del niño. Mientras tanto la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) le pidió a las autoridades colombianas esclarecer el asesinato de Garzón. Algo que por ejemplo por acá, poco se pide y se exige.

Lo que resulta raro es que, el paramilitarismo así como el enredo entre políticos y personajes del sector público cada vez está más amalgamado. Y cada vez que se habla sobre la diferencia de éste país, resulta que algo tiene que ver paramilitarismo+política. Si a Jaime lo mataron los paras, y si se dice que fué Noguera el que dió la orden, ¿a quién obedece Noguera? ¿por qué Castaño fue mandado a matar? Y aquí no se valen pretextos meros ni cursis, sobre que el hermno lo mando a matar porque las Autodefensas estaban tomando otro rumbo. No todos tenemos dientes de leche en este país.

A quién finalmente le conviene también - o a quiénes -, que los paramilitares hayan sido extraditados. Garzón cumplió diez años de impunidad, pero hay otras víctimas y crímenes de ésta barbarie a la que le hemos llamado gobierno y política, que llevan más de diez años en la impunidad y cuyos procesos están por procluir.

Jaime Garzón resulta entonces un reto para pensar que la vida hay que exigirla y no vivirla simplemente. Ojalá los iconos de la moda y la farzándula no vuelvan a este personaje un mero 'representante' de la irreverencia 'academicista' de este país, y entonces muchos supuestos 'garzones' salgan a relucir. Ya RCN con Vicky Dávila tiene demasiado, además de Gurisatti.

Los diez años del asesinato de Garzón deben celebrarse no sólo poniéndose la camiseta, sino exigiendo legalmente al gobierno y las autoridades que de una buena vez aclaren la autoría de este crimen.


Nota: Esta semana Uribe decidió de una vez por todas, sacar las uñas y empezar a hacer eso que tanto había negado y tapado, y que decía que no haría. Empezó a hacer lobby para lograr que el Referendo Reeleccionista no se hunda de una buena vez. Debe ser que aún Uribe no ha podido desangrar tanto al país como quiere, y que debe mucha plata. Seguramente los gringos ya le dijeron que tenía que quedarse y ser presidente si quería esa plata, y que muy seguramente ya tiene invertida... No es raro que por este tiempo se empiecen a oir noticias muy positivas sobre el gobierno... amanecerá y veremos si don Uribe se perpetúa en el poder. San Alvaro, Santo Tomás y San Jeronimo, pal infierno vayanse de una vez...

No hay comentarios.: