3.2.09

Paradojas de Libertad

LA_REALIDAD.COM - DESDE ALGUN LUGAR DE LA REALIDAD INFORMANDO AL NUEVO PAIS

Ellos estan pagando la imposibilidad de los gobiernos para negociar y concertar. Ellos están pagando los orgullos indebidos y mezquinos, de nuestros mandatarios por hacer la paz. Ellos están pagando, nuestras propias imposibilidades para reflexionar y ser una sociedad más justa y libre. Ellos están pagando nuestro olvido y poca capacidad de recordar.
Las palabras de Alan Jara, liberado el día de hoy por las FARC sorprendieron a la prensa pero sobre todo, a aquellos y aquellas que acostumbran ver en los otros y otras a 'enemigos'. Lo expresado por el ex gobernador del Meta dejaron entrever a un ser humano con una capacidad de perdón - pero no de olvido - significativa.

La libertad para algunos y algunas llega después de diez, cuatro o dos años de secuestro. Para otros, la libertad es un ideal que aún no se materializa y que sigue encadenada a las voluntades políticas, a los delirios de poder y legitimación; como a aquellas cadenas que otros y otras a través de nuestros discursos y palabras imponemos (y he aquí mucha de la responsabilidad de los medios)

Sin embargo, vale la pena preguntarnos si aquellos que hoy salen de las tinieblas de la prisión son realmente libres, o mejor aún; si nosotros somos realmente libres para decir que ellos estaban presos. La libertad es un término impreciso en estos tiempos. Libres. Pero ¿podemos acaso hablar de libertad cuando sabemos que en nuestro país la democracia es de constitucionalidad?, ¿podemos hablar de libertad cuando muchos y muchas siguen atados a deudas eternas por el régimen económico y por un sueño de 'tenencias'?

La libertad ha sido mancillada, y como tal; mucho se habla de ella pero poco se practica. La libertad, aquel ideal proclamado como principio básico de los Derechos es más que eso; una necesidad que incuestionablemente debe llevarnos hacia el reconocimiento de las diferencias y la heterogenidad para hablar entonces de equidad, y no de igualdades.

La libertad, esa que abrazan algunos el día de hoy - y que otros que nos decimos libres aún desconocemos - y ésa, que a otros le sigue siendo negada, esa libertad tan indignamente menoscabada es la invitación a la que hoy y todos los días, debemos hacernos más partícipes y menos insensatos.

Algunos piensan que la libertad pierde su significado cuando ella misma se 'pierde'. Contrario a ello, la libertad se pierde cuando la esperanza no significa otra cosa que caminar caminos de indiferencia. Algo así han expresado las palabras de Jara.

Esperemos que ésa Libertad que tanto se ha enarbolado en banderas, pasacalles, afiches, publicidades y en camisetas; se entienda y recupere su verdadero significado a través de la sentida necesidad de conciencia, que es la que tanto agobia a nuestra nación.

Libertad es la voz que entonces esperamos empiece a resonar, no como slogan de propaganda RCN, sino como verdadero sentimiento de convicción frente a nuestras formas de relacionarnos con la sociedad...

No hay comentarios.: