12.1.09

Las prácticas de la violencia

LA_REALIDAD.COM - DESDE ALGUN LUGAR DE LA REALIDAD INFORMANDO AL NUEVO PAIS

Reprochable resulta el acto de violencia cometido por algunos funcionarios de la plaza de Toros de Cañaveralejo de la ciudad de Cali, contra los manifestantes que saltaron al ruedo taurino para protestar por la masacre animal que se comete cada año en nombre del 'arte taurino', el pasado 30 de diciembre.

Condenable que un acto de protesta que busca a través de la práctica de la No-violencia reivindicar el respeto a la vida de seres que no por menos según la teoría de la evolución de las especies, merecen el mismotrato digno y justo como seres vivos que son.

¿Qué se puede esperar de un ser humano que arremete contra otro por el sólo hecho de declararse contrario a la práctica que allí se oficia?Creo que a todos y cada uno de los asistentes en ésa tarde a la Plazade 'Tortura', les quedo claro que la condena no es sólo para los animales que allí se sacrifican sino para todos que se declaren en contra de dicho acto. Es decir, la condena es para la diferencia. Y el acto que cometió el funcionario (de nombre Armando Rivera) es un acto repudiable desde cualquier Lugar de la Realidad, desde el cual se mire y además, un acto que deja entrever hasta dónde llega nuestra condición como seres humanos (inferior diría yo, a la de cualquier otro ser vivo)

El llamado que hace La Realidad a través de éste escrito, no es otro que un llamado a que observemos cómo la intolerancia y la falta de respeto por la vida, está reduciendo nuestra condición de seres humanos a una condición que no podemos catalogar de animal, sino a una condición barbara de la especie.

Por ello, La Realidad se declara en contra de cualquier acto de violencia tanto contra seres humanos como contra cualquier ser vivo que no es menos que el ser humano, y condena la práctica exacerbada de la violencia y la crueldad como lo es la práctica taurina.

Ahora bien, condena igualmente la práctica miserable y atroz a partir de la cual se cometen actos de violencia y muerte que buscan la obtención del poder a nombre de ideologías y credos. No puede ser posible que el ser humano siga degradando su calidad y la de otros seres y especies, ondeando banderas que afianzan odios y perpetúan barreras de discriminación y estigmatización. La diferencia debe ser la bandera que enarbole los principios legítimos del derecho y el respeto, así como la libertad y la dignidad humana. No se puede seguir utilizando la diferencia como aquella que nos separa y nos convierte en presa de odios y prejuicios. ES necesario que a través de la diferencia construyamos un mundo posible, donde la Realidad sea esa bandera que se iza en nombre de la esperanza y la reconciliación. Basta ya de guerras territoriales y fronterizas en donde nada se gana y todo se pierde...

La Realidad desde algún lugar hace un llamado al cese de hostilidades entre Israelíes y Palestinos.

Es todo.

4 comentarios:

Patton dijo...

Estoy completamente en contra de la tauromaquia. Pero meterse a una plaza de toros a interrumpir el -lo que sea que es esa barbarie- es estúpido. Es un show que busca atracción mediática (y sí que lo logró), pero que no va a hacer que los asistentes reconsideren su afición ni que los que gobernantes modifiquen las leyes que permiten esa salvajada. Saldrá el mechudo lloriqueando en TV, y ya. No creo que sea la manera. Atacar a los aficionados a esa cosa no creo que sea la forma, supongo que es por el lado de pedírselos a los que elegimos con nuestros votos, como se supone debería ser el conducto regular.

Bien merecida tuvo la mechoneada, el mechudo.

la_realidad.com dijo...

Patton: cuando dices que 'bien merecida tuvo la mechoneada',, me haces recordar a aquellos que señalan y justifican algunos actos de violencia cuando expresan 'algo tuvo que haber hecho'. Por expresiones así, la violencia parece ser un circulo reproductivo sin fin.
Ahora bien, si fue buena o no decision de estos jóvenes haber hecho un acto de protesta de esta naturaleza, irrumpiendo el espéctaculo de ésa forma; no es la discusión aquí. No creo que al menos se haya agredido de alguna manera a los aficionados, más allá con el hecho de contrariarlos frente a sus 'gustos', sin embargo esa tampoco es la discusión.
La discusión primordial es que no se justifica que de alguna manera, como tu bien lo 'festejas', se agreda a una persona por el simple hecho de expresar su opinión. Se me hace ver en la fotografía, una imagen de la època de las cavernas. ¿Será que nos estamos devolviendo?. Según lo que leo en tu comentario, creo que sí...

Anónimo dijo...

el fin nunca justifica los medios.
los medios que se usan dan una idea del fin

la_realidad.com dijo...

Exacto, el fin nunca justifica los medios. La violencia no es la salida cualquiera que sea la finalidad de los actos.