16.7.08

LA CRUZ DEL ESCÁNDALO...

LA_REALIDAD.COM - DESDE ALGUN LUGAR DE LA REALIDAD INFORMANDO AL NUEVO PAIS


Nuevamente se destapa otro escándalo. Ahora resulta que el éxito de la operación militar en la cual se rescató a Ingrid y a otros secuestrados más - de los cuáles se habla muy poco -, puede haberse dado debido a la utilización de los emblemas del CICR.
Don Presidente salió muy locuazmente expresando en los noticioneros, acoger toda la responsabilidad en el uso de dicho emblema en medio de la operación militar - no humanitaria, eso hay que tenerlo en claro -, por ser él el Jefe Supremo de las Fuerzas Militares; ya que uno de sus subalternos por nerviosismo había sacado dicho emblema, cuando el helicóptero iba descendiendo y debido al 'pánico' que le generó ver 'tanto guerrillero'.

Hay que preguntarse si había la orden - tal cual como lo afirman el general Freddy Padilla y Don Presidente -, de no utilizar emblemas que tuvieran que ver con la intervención de Grupos de Asistencia Humanitaria, por qué alguien en ése momento de la operación tenía un "pedazo de tela con los símbolos del Comité Internacional de la Cruz Roja, que llevaba en su bolsillo, y lo puso sobre su chaleco"*; a no ser que haya sido un pañuelito tejido y bordado con una cruz roja, por la abuelita de éste 'militar', o la cruz de boyacá que nadie sabría o se explicaría por qué estaría allí, pero de que las hay las hay...

Resulta supremamente extraño. A decir verdad, como ya estamos acostumbrados a todas estas tretas de Don Presidente, al parecer todo estaba dentro del 'hacer' de las fuerzas militares. Y como siempre se debe tener algún 'chivo expiatorio' para pagar las culpas ajenas, pues echarle la culpa a un militar (que supuestamente actuando por miedo) es más fácil que reconocer que la operación contaba con la orden de usar la insignia (otra cagada más de Don Presidente)
A ello se auna, que don presidente acoja la responsabilidad - irresponsable si no lo hiciera -, y diga entonces que pues no da el nombre del oficial porque es un hombre valeroso. Como si decir la verdad en éste país fuera siempre reconocido. Y allí es donde se esconde la sevicia de la mentira (tal vez andan viendo a quién le tiran el aguita sucia)...

Así que ojalá, el CICR tome una decisión inteligente frente a la sanción y no se vaya a dejar meter los dedos a la boca. A los y las demás nos queda, asistir a los conciertos del 20 de Julio, para escuchar musiquita colombiana, qué se dice, y bueno mirar a ver si por ahí uno se encuentra con personajes recogiendo firmas para la reelección. Nada extraño.


* Palabras dichas por don presidente en su alocución ante los medios de comunicación.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando estuve en un bosque encantado
noté con asombro que una piedra me cantaba
que una piedra me cantaba con modulaciones
y con timbre de tenor, de tenor.

Debajo de la piedra había un sapo invernando
y supe que era el sapo el que cantaba
que era el sapo el que cantaba
y seguí buscando maravillas que saber, que saber.

Quería una princesa convertida en un dragón
quería el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón
quería un vellocino de oro para un reino
quería que Virgilio me llevara al infierno
quería ir hasta el cielo en un frijol sembrado
y ya.

De lejos vi una fuente que brillaba y corrí hacia ella
pues tenía aguas de oro
pues tenía aguas de oro
era inconfundible aquel color como miel, como miel.

El sol se reflejaba en la fuente abandonada
y supe que era el sol el que brillaba
que era el sol el que brillaba
desilusionado por dos veces me alejé, me alejé.

Quería una princesa convertida en un dragón
quería el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón
quería un vellocino de oro para un reino
quería que Virgilio me llevara al infierno
quería ir hasta el cielo en un frijol sembrado
y ya.

Después de mil fracasos como estos
me sentí muy tonto, me habían engañado
nos habían engañado
y me fui a buscar al primer hombre que mintió, que mintió.

Caminé los caminos, recorrí los recorridos
pero cuando hallé al culpable, ah!
pero cuando hallé al culpable
hecho un mar de lagrimas al verme me pidió, mi pidió:

Yo quiero una princesa convertida en un dragón...
Yo quiero el hacha de un brujo para echarla en mi zurrón
Yo quiero vellocino de oro para un reino
Yo quiero que Virgilio me llevara al infierno
quería ir hasta el cielo en un frijol sembrado
y ya.

Silvio Rodriguez.

Att. El loco de los poemas.

la_realidad.com dijo...

Loco: me tienes loca con esos poemas tan hermosos,, tan cargados de tanta esperanza,.. gracias

贵州信息港休闲游戏中心 dijo...

After reading the information, I may have different views, but I do think this is good BLOG!