30.3.08

LA PARADOJA DE LA LIBERTAD

LA_REALIDAD.COM - DESDE ALGUN LUGAR DE LA REALIDAD INFORMANDO AL NUEVO PAIS

No es posible hablar de libertad mientras las cadenas se proclaman como armas o ´medios - fines' para lograrla. No es posible que la consigna de la diferencia sirva como telón para que acciones como el secuestro sean proclama triunfalista para detentarla. No hay mérito para aquellos quiénes en pro de un ideal colectivo, sepultan ideales, proyectos, sueños o historias sean colectivas o individuales. Debemos recordar que hay un paradigma que como sombra persigue las consignas libertarias y es ése que reza que todo régimen que goza de arbitrariedad, tiende a reproducir aquello que tanto rechaza. No es posible seguir haciendo la diferencia desde las armas. El mejor arma que tienen las sociedades en la actualidad es la palabra y la imágen. Si no que lo diga este gobierno, que a sabiendas de ello si que ha sabido manejarlas. No podemos seguir hablando de libertad y equidad, cuando no hay coherencia entre los discursos y las acciones. Ése camino sólo nos puede condenar al exilio y a la expugnación, que es la que se ha sembrado y cosechado poco a poco a través de la polarización generada por el desmadre de la desinformación.
Como algún día Marcuse lo evidenció en su Teoría de la Liberación, la libertad no es una simple proclama sino un acto de vida; en donde además de ser verdaderamente libres por fin sabremos qué hacer con la tan anhelada libertad, y más aún en ello siempre existira el acto de condicionarla. Por lo tanto la libertad como tal es un ejercicio y una necesidad, un bien que no se consigue unicamente con consignas o con palabras, sino con actos. La libertad ante la opresión de éste régimen no puede maniobrarse mientras se intente seguir los mismos caminos de la dominación. Liberación para todos los secuestrados es por tanto la premisa de éste post.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo te quiero libre

(Silvio Rodríguez)

Yo te quiero libre,
libre y con amor,
libre de la sombra,
pero no del sol.

Yo te quiero libre,
como te viví,
libre de otras penas,
y libre de mí.

La libertad tiene alma clara
y sólo canta cuando va batiendo alas.
Vuela y canta, libertad.
La libertad nació sin dueño
y yo ¿quién soy para colmarle cada sueño?

Yo te quiero libre
y con buena fe,
para que conduzcas
tu preciosa sed.

Yo te quiero libre,
libre de verdad,
libre como el sueño
de la libertad.

(1983)

---

El loco de los poemas.

la_realidad.com dijo...

Loco: como siempre, gracias por la abstracción del post a través de tus poemas.. nuevamente agradecida..

靖江青儿 dijo...

Although there are differences in content, but I still want you to establish Links, I do not know how you advice!