26.12.05

DE LA FERIA Y OTROS DESPERDICIOS


LA_REALIDAD.COM - DESDE ALGUN LUGAR DE LA REALIDAD INFORMANDO AL NUEVO PAIS

La Feria de Cali se ha convertido en casi que un hito de la cultura del caleño. Cada año y en época decembrina se han inmortalizado a través de su puesta en escena y tras bambalinas, la cabalgata, las calles de la feria, las tarimas, los conciertos y las corridas taurinas. Cada una de éstas prácticas - de gran significado para algunos caleños -, se han perpetuado hasta nuestros días como 'únicas' formas que bajo supuestos culturales, promueven la idiosincracia de todo un pueblo, es decir su identidad. Exijo respeto ante ésta hipótesis, o al menos me excluyo de hacer parte de esa identidad. Si bien, lo que uno puede llegar a observar mediante la Feria es la perpetuación de una cultura y forma de vida, como es la del narcotráfico. En virtud de ello, la cabalgata resulta un ejemplo. Hombres con pintas de mafiosos y grandes potentados y terratenientes (antiguos latifundistas, expropiadores de la riqueza del campesino y agricultor), y mujeres voluptuosas haciendo gala de la mejor inversión de sus esposos, maridos, cónyugues, amantes, padres o abuelos en sus cuerpos (porque parte de esa cultura del mafioso es la de estar acompañado por las mejores mujeres, cueste lo que cueste, asi eso signifique cirugías), ambos montados en finos ejemplares y caballerías suntuosas (recuérdese la figura inmortalizada por Faustino Asprilla y grandes capos del narcotráfico vallecaucano de los noventa). Yo me pregunto hasta el momento ¿cuál es el verdadero significado de la cabalgata?, ¿esto de alguna manera tiene que ver con la identidad del caleño o la ideosincracia de todo un pueblo?, y ni qué hablar si reflexiono sobre los pobres caballos que tienen que aguantar tanto maltrato y sin sentido.Otro ejemplo, los grandes conciertos y las tarimas. Todo este ambiente asociado al trago (en todas las modalidades). Aún no entiendo cómo es posible el sector de la salud en nuestro país siga beneficiándose de las rentas de la venta del licor y el acohol. Algo hipotético, pero eso lo trataré próximamente. Sigamos con el tema de los conciertos, las tarimas, y la bulla. Me gusta la música, pero para ser sincera no me gusta ninguno de los géneros que se presentan en éstos escenarios. La participación de otros géneros que no sean salsa, merengue, regaetton, vallenato, carrilera o algo parecido, es excluída y casi que negada para éste tipo de escenarios. Me vuelvo a preguntar entonces ¿será que éste tipo de música tiene que ver con la identidad del caleño?. Muchos caleños aseguran, que la salsa es la música que identifica al caleño y es la música propia de la ciudad, pero para muchos investigadores no hay nada más falso que eso. Cali es una ciudad sin una identidad musical propia, es el resultado de la mezcla de varias hibridaciones musicales, entre ellas la salsa. Y por esa errónea tipificación, aún algunos no han logrado entender por ejemplo que en Cali también hay públicos desde el jazz, pasando por el rock, el reggae, y la música de cámara. Singularmente las grandes mayorías de Cali se sorprenden al escuchar que a algún caleño no le gusta la salsa. Muchos de ellos son los patrocinadores de estos eventos, que invierten exorbitantes cantidades de dinero en artistas internacionales, mientras a los locales y nacionales les toca mendigar hasta por una tarima en la caseta de un barrio. No hay derecho, y sigo preguntándome ¿será posible que realmente la Feria de Cali represente la inmensa totalidad caleña?Y sigo. Ahora me referiré a las corridas taurinas, nada más cruel y degradante que esto. Un poco mezclado con los componentes de la cultura del narcotráfico, pero también atravesado por las grandes clases oligárquicas y ganaderas de nuestro país. Me pregunto, qué gracia hay tras el toreo. No entiendo aún cómo en pleno siglo XXI, el ser humano sigue gozando con este tipo de espectáculos, más bien traídos de los mismos teatros colosenses romanos, en donde grandes, reyes y plebe, se festejaban de las batallas entre gladiadores y fieras. La diferencia aquí, es consistente. Primero porque los tiempos han avanzado (aunque algunas ideas se inmortalicen) y el lugar del animal en este entonces, es el de vasallo y víctima. En el toreo, como ya algunos lo sabemos el pobre toro tiene todas las de perder, mientras el torero, a través de algunas tretas logra conseguir todos los aplausos, ovaciones, y hasta abonos, boleterías, palcos, etc ( y se a eso se le quiere agregar rabo, cola y oreja), porque feria sin toros, no es feria... Y me sigo preguntando, ¿esta práctica más bien españoleta, representa de alguna manera la identidad del caleño? o si bien ¿matar toros culturalmente tiene algún sentido?. Creo que no para ambas, y todas las anteriores y demás que se generen.Si el objetivo de la feria es la promoción de la cultura caleña, nada más equivocado. Pero si el objetivo es generar un relajo ciudadano, nada más acertado. Y mejor no menciono las cuestiones que genera la feria, y sobre todo los comportamientos que en muchos caleños desencadena la época decembrina. Creo que nunca acabaría. Seguro espero referirme luego, cuando haga un balance a final de año. Pienso por ejemplo, Cali no tiene una cultura propia, por eso la feria resulta ser toda una mezcla de supuestos pero ninguno acertado. Me imagino los carnavales de negros y blancos en Pasto, o el Carnaval de Barranquilla y entonces la Feria resulta todo menos un resultado cultural. Que se beneficia el sector del comercio, de los servicios, eso es cierto, pero ¿a qué precio?, al precio de la venta de un ideal de Feria que no pertenece a los caleños. Los extranjeros llegan y se van contentos. Total ellos solo vienen a pasarla bien. Pero y los que seguimos acá. Bueno, no doy más lora...seguiré atando cabos sueltos... y eso que la supuesta feria extrema donde uno espera encontrar al menos uno que otro deporte, lo que se encuentra dizque como máxima atracción es la lucha de mujeres en lodo, me suena a fox...

5 comentarios:

NITOXXX dijo...

100% de acuerdo. Ayer escuche en las noticias radiales que murieron 7 caballos por el abuso que les dieron y 1 ciudadano colombo-español porque se emberracó cuando le tiraron espuma, entonces uno de nuestros representantes de la idiosincracia caleña le pegó un tiro. Que chimba de Feria no?

la_realidad.com dijo...

Aunque no lo creas y bajo este panorama de desolaciones tan complejas, esta feria para algunos si es una chimba!!

mombronx dijo...

Buen articulo y comentarios acertados en mi opinion... no es mas que un circo en la calle.

Patton dijo...

fox no, F/X.

Estas ferias son el simple reflejo de lo que es nuestra sociedad. Un reflejo bastante desesperanzador por demás. Pero es que a nadie le gusta lo que vé en el espejo. Bueno, pocos sonrien cuando se ven en el espejo.

Anónimo dijo...

Nudecelebrity nude tape All nude celebrities